Las islas-montaña de la Macaronesia. Claves para su revisión conceptual en la sociedad posindustrial

Curso organizado conjuntamente por AIDER La Gomera y la Universidad de Verano de La Gomera (edición 2007). Cuenta también con la colaboración de Federación Canaria de Desarrollo Rural (Red Canaria Rural), AIDER Gran Canaria, ADER La Palma, FEDERTE Tenerife y el Proyecto interterritorial LEADER y PRODER “Mover montañas”. Entre sus principales objetivos está debatir sobre las peculiaridades de las montañas insulares canarias y sus propuestas para abordar su transito hacia la realidad posindustrial.

 

 

Convalidable por CLE (Créditos de Libre Elección)

Organizan:

  • Universidad de Verano de La Gomera.

– TF/Fax: 922.872.086

– Web: www.universidadveranodelagomera.com

– C.e.: informacion@universidadveranodelagomera.com;

secretaria@universidadveranodelagomera.com

  • AIDER La Gomera.

– Tfno.: 922.800.500

– C.e.: gerencia@aidergomera.com

Colaboran:

  • Federación Canaria de Desarrollo Rural (Red Canaria Rural).
  • AIDER Gran Canaria.
  • ADER La Palma.
  • FEDERTE Tenerife.
  • Proyecto interterritorial LEADER y PRODER “Mover montañas”.

Lugar de celebración:

Auditorio Municipal de Agulo.Horario: 9:00 a 14:00h.

 

Matrícula del curso:

Residentes: 50 € – General: 56 € – Segundo curso: 25€. Posibilidad de obtener becas de matrícula.

 

El curso será gratuito para aquellas personas que no deseen convalidar CLE, lo quedeberán hacer constar en la hoja de matrícula.

Las personas que deseen información sobre alojamiento en la zona, pueden enviarnos la consulta por correo electrónico.

 

Objetivos:

Debatir sobre las peculiaridades de las montañas insulares canarias y sus propuestas para abordar su transito hacia la realidad posindustrial. Plantear estrategias de gestión de los recursos naturales desde la perspectiva de la conservación de los paisajes natur-rurales. Indagar en las opciones de rehabilitación cultural, económica y social de las actividades campesinas en medianías y cumbres.

 

A quien va dirigido:

Gestores y socios de Grupos de Desarrollo Rural LEADER y PRODER de zonas de montaña. Organizaciones agrarias, agricultores y ganaderos. Gestores de espacios protegidos. Agentes de desarrollo rural. Estudiantes, científicos e investigadores. Grupos conservacionistas y asociaciones culturales.

 

Profesorado:

  • Director:

– Jaime Izquierdo Vallina. Coordinador de la Estrategia Española para el Desarrollo Rural Sostenible de Zonas de Montaña.

  • Codirector:

– Fernando Sabaté Bel. Profesor del Departamento de Geografía de la ULL.

  • Ponentes:

– Santiago Menéndez de Luarca. Subsecretario del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

– Juan Sánchez García. Profesor de Economía Aplicada y miembro del Centro de Estudios Ecosociales de la ULL.

– Jaime Gil González. Ingeniero Técnico Agrícola.

– Joaquín Carreras Navarro. Historiador.

– Alfredo Díaz Gutiérrez. Director del Dpto. de Educación de la Fundación César Manrique.

– Juan Carlos Hernández Marrero. Arqueólogo.

– Pedro Molina Ramos. Presidente de Sociedad Cooperativa La Candelaria y Presidente de la Federación Canaria de Desarrollo Rural.

– Javier Morales Febles. Ingeniero Agrónomo.

– Matías González Hernández. Profesor del Dpto. de Análisis Económico Aplicado de la ULPGC.

– Ramón Díaz Hernández. Catedrático de Geografía Humana de Escuela Universitaria de la ULPGC.

– Miguel Febles Ramírez. Geógrafo y consultor en la empresa GEODOS.

 

Introducción:

Las Islas Canarias han sido secularmente percibidas por su principal rasgo distintivo: la insularidad. Sin embargo, esa realidad geográfica enmascara una segunda característica, que se convierte en primera si se observa desde el propio Archipiélago: La Gomera, Gran Canaria, El Hierro, La Palma y Tenerife son, vistas desde dentro, antes montañas que islas. Algo parecido les pasa a las islas orientales de Fuerteventura y Lanzarote, menos abruptas, pero no por ello menos complejas.

Y eso es así porque en su configuración las islas tienden a comportarse —se ha dicho en muchas ocasiones—, como pequeños y  complejos continentes. Y sólo cuando el canario se aleja, cuando se embarca y abandona su casa, percibe como isla lo que hasta entonces concibió como montaña, como risco, como malpaís o como medianía.

Insularidad, montaña, fragmentación territorial, ultraperiferia y multiculturalidad agrícola definen a grandes rasgos la identidad territorial, y por extensión la cultura campesina canaria, tan exótica a los ojos de la Europa continental.

Como todo el mundo, el Archipiélago Canario, y por extensión el resto de las islas de la Macaronesia, se enfrentan a los profundos cambios que impone el final del paradigma industrial. La globalización, la búsqueda de nuevas fuentes energéticas, la biodiversidad y la sostenibilidad de los modelos de desarrollo, los cuatro pilares sobre los que asientan los grandes cambios, deben tener en el caso canario la necesaria perspectiva insular y local que les permita insertarse en el contexto internacional desde la base de su propia y genuina estrategia.