Módulo de formación y diagnóstico rural participativo del sector agroalimentario de La Gomera

MÓDULO DE FORMACIÓN Y DIAGNÓSTICO RURAL PARTICIPATIVO DEL SECTOR AGROALIMENTARIO DE LA GOMERA

DRP Agroalimentario

Esta acción se enmarca dentro del proyecto denominado “Dinamización y participación rural”, en el que se preveían realizar dos módulos formativos teórico-prácticos: el primero de ellos, un seminario formativo teórico de carácter general, denominado “Módulo General de Metodología Participativa”; el segundo módulo, un Taller teórico-práctico específico para el sector agroalimentario, denominado “Módulo de Formación y Diagnóstico Rural Participativo (DRP) del Sector Agroalimentario”. Además, se preveía poder dar continuidad a este proyecto en otros sectores, como la artesanía, el turismo, etc…

El taller de Diagnóstico Rural Participativo es una iniciativa de Aider La Gomera con la que se ha consigue realizar un acercamiento efectivo a la realidad del sector agroalimentario en el contexto de un curso de formación para técnicos de la isla. Por tanto esta actuación tenía un doble objetivo: por un lado formar a técnicos que estuvieran relacionados con las actividades y la población del medio rural, tales como agentes de extensión agraria, agentes de desarrollo local, gestores de proyectos de desarrollo rural y otros; por otro lado, poder integrar a dicho alumnos en un equipo que, de forma paralela y durante un trabajo real, realizara un diagnóstico de las necesidades, problemas y potencialidades de un sector muy importante en La Gomera como es el sector agroalimentario, que incluye a los productores de almogrote, miel de palma, dulces gomeros y gofio.

El diagnóstico comenzó con una fase de formación exclusivamente teórica para continuar, posteriormente, con el trabajo de campo teórico-práctico. De aquí se pasa a la devolución y la validación de la información en diferentes fases que culminan en un plenario a realizar una vez elaborada la memoria.

Con este proyecto se consiguió dar una formación básica a los alumnos del curso y al mismo tiempo realizar un diagnóstico de la situación real del sector agroalimentario de la isla, visto por sus protagonistas, es decir, los productores. La memoria formativa elaborada incluye todos los aspectos trabajados durante el módulo teórico por el equipo técnico y los alumnos; y una memoria del DRP, que se entrega a los productores para ser validada en el plenario general. Otro resultado obtenido es la habilitación de un espacio de reflexión conjunta entre técnicos y productores sobre los problemas y propuestas de actuación para el sector.

La devolución y validación de toda la información recopilada es, precisamente, un aspecto fundamental para que el proceso no sólo sea efectivo sino creíble entre la población. La información generada por los productores no se extrae, sino que se ordena, de manera que los protagonistas de la misma deben finalmente recibirla y poseerla en igualdad de condiciones.

Esta iniciativa nos ha permitido comenzar a trabajar en La Gomera metodologías participativas que, hasta el momento, habían tenido una escasa implantación en la isla. Esperamos que los buenos resultados obtenidos estimulen, tanto a la población como a las distintas entidades implicadas, a seguir ahondando en este tipo de fórmulas.